Jornadas de difusión de proyectos Académicos, de Investigación y Extensión

"ANTROPÓFAGOS VIALES": NADA CAMBIA SI YO
NO CAMBIO Y TODO CAMBIA SI YO CAMBIO


Responsable: Prof. Lic. REYES Alberto Horacio - fliareyes@arnet.com.ar Integrantes del Equipo: Lic. GOUMAS, Mauricio Alexis; RODRIGUEZ, Marcelo Eduardo
Alumnos: CICILIA Natacha, FAVRAT Johana, PARAJON; Hernán

Resumen:

La República Argentina tiene uno de los índices más altos de mortalidad en accidentes de tránsito y Entre Ríos es una de las provincias con mayores índices de muertos por esta causa. Por cada persona fallecida hay entre 3 y 5 que quedan con secuelas psicológicas y físicas de diferente consideración, que van desde alteraciones del estado del ánimo al suicidio entre las primeras y desde las fracturas simples hasta estados vegetativos permanentes entre las segundas. Todo esto determina para el Sistema de Salud una importante erogación que podría ser cuanto menos disminuida con estrategias preventivas (“menos vale prevenir que curar”). Evidentemente se trata de un problema que abarca múltiples áreas y sectores de la sociedad, pero comienza a instalarse de a poco, que es este un problema de Salud Pública, concepto que cada vez es más aceptado. Por otra parte, la Educación Vial es una asignatura pendiente del Sistema Educativo Argentino y muy poco han hecho hasta el presente las universidades públicas argentinas. En una Facultad de Ciencias de la Salud (y no de la enfermedad) deben surgir estrategias hacia la Comunidad que se orienten a intentar modificar esta verdadera pandemia y el presente Trabajo se orientó en ese sentido. Se buscaron modificar los malos hábitos de motociclistas y automovilistas al conducirse en la vía pública dentro de la ciudad de Villaguay. Para ello se obtuvieron Indicadores específicos (uso del cinturón de seguridad, del casco protector, de la luz de giro y respeto al semáforo). En el mes de Mayo de 2013 se tomaron los primeros datos en seis esquinas de la ciudad de Villaguay sin aviso previo a la población; luego se comenzó una campaña de hábitos saludables para conducirse en la vía pública a lo largo de todo el año. En el mes de Mayo de 1014 se volvieron a tomar los indicadores en las mismas esquinas y se continuó todo el año con campañas de concientización del uso del casco, luz de giro, cinturón de seguridad y respeto a los semáforos. Finalmente en el mes de Mayo de 2015 se vuelven a tomar en las mismas esquinas los indicadores. Se entregaron más de 20 Cascos a estudiantes, personal de la Carrera y público en general con fondos del Proyecto. Se trabajó coordinando las acciones con el Personal de Tránsito de la Municipalidad de Villaguay. El único hábito que no se modificó fue el del respeto al semáforo, aunque los 3 años los porcentajes mostraron que el 96% lo respeta y el 4% no lo hace. El uso del Casco protector fue el hábito que más se modificó en los 2 años. En cuanto al uso del cinturón de seguridad y la luz de giro aumentó mucho su uso el primer año del Proyecto y menos en el segundo año.