Jornadas de difusión de proyectos Académicos, de Investigación y Extensión

PRÁCTICAS DE MANEJO APLICADAS AL CULTIVO DE SOJA.
IMPACTO SOBRE VARIABLES BIOLÓGICAS DE CALIDAD DEL SUELO

FONTANA, Marianela Belén, BARBAGELATA, Pedro Anibal; BENINTENDE, Silvia Mercedes; FONTANA, Marianela Belén y STERREN, María Alejandra.

Facultad de Ciencias Agropecuarias
Correo de Contacto:

Resumen:

El objetivo de este trabajo fue evaluar el impacto de la utilización de tecnologías de fertilización, incorporación de trigo como cultivo de cobertura (CC) y rotaciones, sobre indicadores biológicos de calidad de suelos. Para este trabajo se realizó un ensayo de monocultivo de soja sin fertilización (Sj), soja fertilizada (fertilización de reposición de P y S, Sjf), soja con cultivo de cobertura sin fertilizaciones (CC/Sj), soja fertilizada y con cultivo de cobertura sin fertilización (CC/Sjf) y soja fertilizada con cultivo de cobertura con fertilización (CCN/Sjf). Se incluyó además, un tratamiento de soja en rotación con tres etapas en las que, al momento del muestreo, había rastrojos de los cultivos según se describe a continuación: Rot.1: Trigo/Soja con fertilización P y S de reposición y suficiencia de N, Rot.2: CC (+50% de la reposición de N) – soja con fertilización con P y S de reposición, Rot.3: Maíz fertilizado (con fertilización de reposición P y S). El ensayo se organizó en bloques con tres repeticiones por tratamiento y se muestreó a 15 cm. Las variables biológicas evaluadas fueron C de biomasa microbiana (CBM); actividad respiratoria (AR); y cociente metabólico (qCO2). Se analizaron mediante un ANOVA para DBCA y se aplicó test de Duncan de comparación de medias (INFOSTAT). Los resultados mostraron que cuando se incorporó el CC en el sistema de Sj vs. CC/Sj, no se modificaron las variables biológicas. En Sj y CC/Sj el CBM tomó valores de 223 y 213 g/g de suelo, la AR de 1,67 y 1,76 mg/kg/hora y el qCO2 de 7,6 y 8,3 g C-CO2/mg de CBM/h, respectivamente. Se encontraron diferencias significativas entre los tratamientos Sjf y CC/Sjf. En este sistema, la inclusión del CC (Tratamiento CC/Sjf) aumentó el CBM (229 en Sjf a 306 g/g de suelo en CC/Sjf), disminuyó la AR (1,79 y 1,20 mg/kg/hora) y resultó en un menor qCO2 (7,8 a 3,9 g C-CO2/mg de CBM/h). Esto presupone cambios en las comunidades microbianas y en su fisiología, con aumentos en la proporción de hongos que utilizan más eficientemente los sustratos que degradan, incrementando su eficiencia en el uso del C. Al evaluarse el efecto del tipo de rastrojo, el CBM y qCO2 no mostraron diferencias significativas en las 3 etapas de la rotación. Esto podría indicar que la historia cultural del lote tuvo un efecto más marcado sobre estas variables que la disponibilidad inmediata de sustrato generada por el cultivo antecesor. En cambio, los restos vegetales que degradan los microorganismos en cada una de las 3 etapas de la rotación, sí tuvieron un impacto diferencial en la AR y en menor medida en el qCO2. La AR fue mayor en Rot.2 (1,53 mg/kg/hora) con respecto a Rot.1 (1,14 mg/kg/hora) y Rot.3 (1,12 mg/kg/hora). Los mayores valores de AR en Rot.2 posiblemente se debieron a que el CC fertilizado y la soja generaron restos con una relación C/N que facilita la actividad degradativa de los microorganismos. Con este trabajo podemos decir que la inclusión del CC en un monocultivo de soja en la que se hace fertilización de reposición, aumenta la masa de microorganismos y disminuye el cociente metabólico. Mientras que el rastrojo del cultivo antecesor no afectó la masa microbiana ni la actividad respiratoria en una rotación de cultivos.