Jornadas de difusión de proyectos Académicos, de Investigación y Extensión

ALGO MÁS SOBRE EL NIÑO QUE VIENE…(2015-2016)

BRIZUELA, Armando Benito; AGUIRRE, C. A.; BEFART, L.; KEMERER, A. C.

Facultad de Ciencias Agropecuarias
Correo de Contacto: armando.brizuela@gmail.com

Resumen:

El Niño de este año sería muy fuerte como el de 1997-1998. El evento podría tener efectos importantes –especialmente con lluvias superiores a la normal- en gran parte de nuestro país. La NOOA, uno de los organismos que realiza monitoreo del fenómeno, anuncia que esa es la perspectiva para “El Niño” actual. La precipitación tiene importancia destacada en la producción agrícola y esta a su vez en las economías regional y nacional. Durante los años ‘El Niño’, se espera que ocurran precipitaciones superiores a la media afectando directamente el rendimiento de los cultivos de verano. Las lluvias excesivas causan anegamientos e inundaciones cuyas consecuencias económicas y sociales son muy desfavorables. ‘El Niño’ (2015-2016) se hace presente con algunas características particulares, que lo ubican como ‘muy fuerte’, por eso resulta perentorio analizar cómo se comportaría la precipitación respecto de los valores normales y su distribución geográfica en nuestro país. Con ese objetivo se utilizaron datos de lluvia mensual de 60 estaciones meteorológicas de Argentina para el periodo 1959/2010. Para la determinación de los años Niño/Niña/Neutro se utilizaron los datos del Índice Oceánico del Niño, conocido como ONI por las siglas en inglés, del Center for Weather and Climate Prediction de NOAA. Los datos de lluvia mensual (1959-2010), proporcionados por el Servicio Meteorológico Nacional, se usaron para determinar la precipitación media del trimestre diciembre, enero y febrero (DEF) y las diferencias de cada trimestre respecto de la media. Bajo la hipótesis que con Niño/Niña las precipitaciones son superiores/inferiores a la media (anomalías positivas/negativas) se clasificaron los datos en tres categorías. Valores de lluvia trimestral superiores o inferiores a los umbrales Xmedia ± 30 % Xmedia y valores intermedios. Cada valor se corresponde con un evento Niño, Niña o Neutro para todas las estaciones meteorológicas desde 1959 hasta 2010. También se realizó una comparación de la marcha del índice (ONI) de los Niños 82-83 y 97-98 con el Niño 2015-2016. Los resultados obtenidos son los siguientes: a. Caso Niño con lluvias en DEF superiores a 1.3 * Xmedia. Se destaca que en casi todo el territorio argentino las lluvias superan el umbral indicado. Afianza la relación “Niño ->más lluvia”. b. Caso Niña con lluvias del trimestre DEF inferiores a 0.7 * Xmedia De forma contrapuesta cuando ocurrieron eventos “Niña” se registran escasas precipitaciones (menores a Xmedia – 30% Xmedia) en el trimestre DEF especialmente al sur y en menor medida al oeste. Salvo en pocos sectores del país, la relación es “Niña -> menos lluvia” c. El Niño que viene….(A quién se parece el Niño que viene?) Tomando en cuenta que los Niños más fuertes, desde 1959 a la fecha, son los que ocurrieron en 1982-1983 y 1997-1998, se realizó una comparación de la marcha mensual del índice ONI. Parece evidente que este Niño 15-16 es de similar envergadura y se distribuya de igual manera que los otros dos. No hay certeza que el Niño actual se comporte igual pero es un indicio firme de lo que puede ocurrir.